UN LLAMADO DE ANA LÓPEZ HACIA EL SENTIDO COMÚN

October 13, 2017

El cáncer sólo de desarrolla y prospera, igual que todas las enfermedades en un medio ácido.
Es triste y desconsolador ver que personas que se dedican a transmitir las bases de la Macrobiótica puedan construir un medio interno que propicie tal desarrollo. Debe de ser un doble sufrimiento, primero por tener una enfermedad causada por un gran desequilibrio y segundo por comprobar que la Macrobiótica que aplican no es suficiente para vivir en salud.
Observar, comprender y aplicar las Leyes Universales, es la clave para evitar llegar a eso.
El vegetal es inmóvil como respuesta a su energía Yin. (Yin produce Yang), esta es una de las leyes del Universo.
Si en la cocina yanguizamos, eliminando parte de la acidez del vegetal a través del fuego y la sal, conseguimos por un lado, tomar vegetales mucho más equilibrados, con más energía y por otro, vegetalizar la sal, esta transformación nos ayuda a crear y mantener nuestro medio marino.
Tomar cereales de la zona, sin remojar, para no diluir su concentración. No cocinar los cereales con algas. Las algas provienen de un medio Yang y yinizan al cereal. Una de las leyes innamovibles de este Universo es: Yang produce Yin. Dejar de consumir cereales o seduocereales que no son de nuestro entorno, como la quinoa y otros más.

 


Tomar verduras de temporada. Equilibrar nuestra alimentación vegetariana con miso, gomasio en una proporción de 7 a 1, chapatis, olvidarnos de las leches vegetales que solo acidifican nuestro medio. Dejar de consumir tofu y temphe, estos son derivados de la soja. La soja es muy Yin y además muy tóxica, nos atrofia el sistema inmune debilita el hígado y nos quema el intestino debido a su gran acidez.
Olvidarnos del seitán como alimento necesario, dejar de utilizar las melazas, el sitake, que no nos aporta ningún tipo de energía, porque son heterótrofos y colaboran con la putrefacción de nuestro medio interno. Los germinados, porque al germinar pierden parte de su energía de concentración. Los fermentos rápidos, que en una alimentación con carne son estupendos, pero en una alimentacion vegetariana nos acidifican el medio. Dejar de utilizar el frigorífico como norma y no consumir alimentos que necesiten conservarse en él, ya que el frío y la humedad paralizan la energía y sobretodo no utilizar el congelador; el frío extremo paraliza la vida y la energía del alimento. No está demás decir que el microondas y la inducción son colaboradores directos de las enfermedades actuales. No cocinar con teflon, ni con acero de baja calidad. Una de las leyes universales es que el calor dilata y cuando el poro de las ollas se habre sacan los metales que contienen y contaminan el alimento.
Salir de la fantasía errónea de la necesidad creada por la industria dietética de que los complementos son necesarios para la salud, estos solo favorecen nuestra debilidad interna y nos aleja de la responsabilidad de comprender que el organismo fábrica y se regenera, siempre que tenga energía para hacerlo.
También es importante que salgamos de la creencia aveces infantil, de creer que todo lo que nos ofrece la naturaleza aún siendo de temporada, es para nuestro uso y disfrute, como los higos que son tóxicos, los limones que son muy acidos, los caquis que enfrían nuestro organismo, las moras y alguna cosilla más.....
Comprendiendo y aplicando en nuestra alimentación y en la vida cotidiana el Orden iinnamovible del Universo, estamos libres de enfermedades.
Ana López










 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

NUESTRA HOJA DE RUTA

December 26, 2017

YANG ATRAE YIN . YIN ATRAE YANG

December 26, 2017

1/15
Please reload

You Might Also Like:
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now